Soy Carlos Rodrigo Turner, un apasionado de la tecnología, el futuro, el diseño e internet.
Trabajo en Técnica y Avance, y en Pixelea, Fabulicioso y lasnoticiasdehoy.es.
Creador de sitios web. Maestro de HTML y CSS. Ninja del Excel. Lifehacker. . Madrid, ES.

¿Qué es la inteligencia?

Hay mucha gen­te que se ha pre­gun­ta­do esto mis­mo. Es difí­cil de definir, es algo que todos poseemos, en difer­entes nive­les, que clasi­fi­ca a niños y adul­tos y que nos empeñamos en cuan­tifi­car.

Si vamos a la propia defini­ción de la RAE, encon­traremos vari­as acep­ciones que la definen como la capaci­dad de entender/comprender. Me pare­ce una defini­ción cor­rec­ta. Sin embar­go, esa capaci­dad no me pare­ce que pueda ser cuan­tifi­cada de for­ma abso­lu­ta, es rel­a­ti­va a nues­tra expe­ri­en­cia y conocimien­to para enten­der aque­l­lo que nos mues­tran.

Todos somos genios, pero si le pides a un pez que trepe un árbol, siem­pre vivirá pen­san­do que es estúpi­do.”

 

 

 

 

 

https://www.xatakaciencia.com/otros/que-es-la-inteligencia


21/02/2017 ·

Las 7 fases de la sustitución por robots

La susti­tu­ción de emplea­d­os por robots es ya una real­i­dad que cre­cerá en lo próx­i­mos años. Kev­in Kel­ly relata en su visión, con cier­to tono pos­i­tivo, de como puede desar­rol­larse esa tran­si­ción.

  1. Un robot/ordenador no es capaz de haver lo que hago yo.
  2. Vale, puede hac­er mucho pero no puede hac­er todo lo que hago yo.
  3. Vale, puede hac­er todo lo que hago yo, excep­to cuan­do me nece­si­ta por averías, lo cual es amenudo.
  4. Vale, fun­ciona sin averías, pero nece­si­to enseñar­le nuevas habil­i­dades.
  5. Bueno, ese era un tra­ba­jo que no debía haber hecho ningún humano, pero aho­ra ¿qué hago yo?
  6. Mi nuevo tra­ba­jo es más diver­tido y mejor pagado aho­ra que los robots hacen mi antiguo tra­ba­jo.
  7. Estoy tan con­tento de que un robot no puede hac­er lo que hago yo.

Después del paso 7, ¿volver al paso 1?

Evi­den­te­mente, las máquinas están aquí para quedarse. El futuro será de l@s que apren­dan a vivir/trabajar con ellas y con la tec­nología que nos ofre­ces.


20/02/2017 ·

Una pequeña diferencia de material genético.

Nue­stro mate­ri­al genéti­co es prác­ti­ca­mente idén­ti­co al de otros ani­males. En el caso de los chim­pancés solo se difer­en­cia en un 2%, en el caso de los gatos la difer­en­cia es de un 10%, un 18% de los per­ros…

Sin embar­go, lo real­mente intere­san­te es lo que con­tiene esa pequeñísi­ma difer­en­cia, puesto que el mate­ri­al genéti­co con­tenido en ese 2% es lo que nos hace humanos.

Nues­tra inteligen­cia, nues­tra for­ma de sen­tir, nues­tras ambi­ciones… todo ello está con­tenido en ese pequeño 2%, y es gra­ci­as a esa insignif­i­can­te difer­en­cia que los humanos podemos con­stru­ir ras­ca­cielos, lan­zar cohetes al espa­cio, com­pon­er melodías, analizar mate­ri­al genéti­co y estar en lo más alto de la jer­ar­quía ani­mal.

Otra con­clusión a la que podríamos lle­gar es que pudiera haber otro ser que por ten­er una lig­era difer­en­cia como la que ten­emos los seres humanos con los chim­pancés, podrían dom­i­narnos por com­ple­to.


20/02/2017 ·

Un punto azul pálido.

Des­de este lejano pun­to de vis­ta, la Tier­ra puede no pare­cer muy intere­san­te. Pero para nosotros es difer­ente. Con­sid­era de nuevo ese pun­to. Eso es aquí. Eso es nues­tra casa. Eso somos nosotros. Todas las per­sonas que has amado, cono­ci­do, de las que algu­na vez oíste hablar, todos los seres humanos que han exis­ti­do, han vivi­do en él. La suma de todas nues­tras ale­grías y sufrim­ien­tos, miles de ide­ologías, doc­tri­nas económi­cas y reli­giones seguras de sí mis­mas, cada cazador y recolec­tor, cada héroe y cobarde, cada creador y destruc­tor de civ­i­liza­ciones, cada rey y campesino, cada joven pare­ja enam­orada, cada madre y padre, cada niño esper­an­zado, cada inven­tor y explo­rador, cada pro­fe­sor de moral, cada políti­co cor­rup­to, cada “super­estrel­la”, cada “líder supre­mo”, cada san­to y pecador en la his­to­ria de nues­tra especie ha vivi­do ahí —en una mota de polvo sus­pendi­da en un rayo de sol.

La Tier­ra es un esce­nar­io muy pequeño en la vas­ta are­na cós­mi­ca. Pien­sa en los ríos de san­gre ver­tida por todos esos gen­erales y emper­adores, para que, en glo­ria y tri­un­fo, pudier­an con­ver­tirse en amos momen­tá­neos de una frac­ción de un pun­to. Pien­sa en las inter­minables cru­el­dades cometi­das por los habi­tan­tes de una esquina de este píx­el sobre los ape­nas dis­tin­guibles habi­tan­tes de algu­na otra esquina. Cuán fre­cuentes sus malen­ten­di­dos, cuán ávi­dos están de matarse los unos a los otros, cómo de fer­vien­tes son sus odios. Nues­tras pos­turas, nues­tra impor­tan­cia imag­i­nar­ia, la ilusión de que ocu­pamos una posi­ción priv­i­le­giada en el Uni­ver­so… Todo eso es desafi­ado por este pun­to de luz pál­i­da. Nue­stro plan­e­ta es un soli­tar­io gra­no en la gran y envol­ven­te penum­bra cós­mi­ca. En nues­tra oscuri­dad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indi­cio de que vaya a lle­gar ayu­da des­de algún otro lugar para sal­varnos de nosotros mis­mos.

La Tier­ra es el úni­co mundo cono­ci­do has­ta aho­ra que alber­ga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próx­i­mo, al cual nues­tra especie pudiera migrar. Vis­i­tar, sí. Col­o­nizar, aún no. Nos guste o no, por el momen­to la Tier­ra es don­de ten­emos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una expe­ri­en­cia de humil­dad, y for­mado­ra del carác­ter. Tal vez no hay mejor demostración de la locu­ra de la sober­bia humana que esta dis­tan­te ima­gen de nue­stro minús­cu­lo mundo. Para mí, sub­raya nues­tra respon­s­abil­i­dad de tratarnos los unos a los otros más amable y com­pa­si­va­mente, y de preser­var y quer­er ese pun­to azul páli­do, el úni­co hog­ar que siem­pre hemos cono­ci­do.

- Carl Sagan


30/01/2017 ·