Una de las virtudes de Richard Feynman era explicar conceptos complicados en términos sencillos.

Para aprender más sobre lo que no sabía y enseñar mejor sobre lo que sabía, recurrió al siguiente sistema que hemos extrapolado a continuación:

  1. Elige un tema sobre el que quieras aprender y empieza a estudiarlo. Escribe todo lo que sepas sobre el tema, y ve añadiendo lo que vayas aprendiendo.
  2. Haz como si estuvieras enseñándoselo a un niño. Explica el tema en los términos más sencillos y de la forma más breve.
  3. Identifica los huecos en el conocimiento de la materia y vuelve a las fuentes. Revisa los problemas hasta que puedas explicarlo por completo.
  4. Simplifica y usa analogías.
03/10/2018 ·