Carlos Rodrigo

El burro de Buridán

Imaginemos un burro hambriento y sediento a partes iguales, y que se encuantra está equidistante entre la comida y el agua. Si éste fuera puramente racional, y buscara como proceder de forma optimizando, en teoría moriría tanto de hambre como de sed, incapaz de decidir cuál buscar primero.

Este argumento de reducción al absurdo, se empleó para mofarse del filósofo Jean Buridan y su idea sobre el determinismo.

Si tienes alguna sugerencia, idea o comentario sobre esta entrada o este sitio web, no dudes en escribirme a rodrigoturner.carlos@gmail.com.
Por otro lado, gran parte de lo que aprendo y sobre lo que escribo proviene o es influenciado por la Wikipedia. Si crees, como yo, que es una gran fuente de conocimiento, considera realizar un donativo.